Es un sistema de apertura de cerraduras utilizado por cerrajeros profesionales, en caso de tener que realizar una apertura por cualquier tipo de emergencia, como podría ser haberse olvidado las llaves dentro.

¿En qué consiste el método bumping?

La cerradura tiene como objetivo hacer que ninguna persona ajena a nosotros pueda entrar a nuestro hogar, sin embargo, este procedimiento cada vez se extiende más entre los ladrones de hogares. Por ejemplo, en internet podemos encontrar multitud de información sobre este sistema, y desgraciadamente, cualquier persona puede acceder a tutoriales sobre como abrir una cerradura con este eficaz sistema.

La mayoría de las cerraduras funcionan de una manera muy similar, ya que los cilindros tienen pitones cortos por diferentes partes. Una vez introducimos la llave, los pitones son subidos a la altura adecuada, y podemos acceder a la vivienda.

El método bumping es un sistema para acceder al hogar sin forzar la cerradura, y lo podríamos clasificar como una apertura de cilindros por percusión.

¿Cómo se lleva a cabo?

Para realzar esta técnica, será necesaria una llave manipulada, y una herramienta con la que golpear esta llave. Los golpes hacen que los pines se desplacen de manera simultánea, empujando los pitones. Brevemente, hay un momento en el empuje en el que se libera la seguridad que tiene la cerradura, y en ese justo momentos, si giramos la llave, ya habremos abierto la puerta. Como hemos podido ver, es un acto realmente sencillo y rápido, que no daña la cerradura y puede hacerse en menos de un minuto, sin dejar ningún tipo de rastro. Es un arma de doble filo, ya que hace que tanto profesionales como nosotros mismos si practicamos podamos abrir la puerta, también hace que personas delincuentes puedan irrumpir en nuestro domicilio de una manera peligrosamente sencilla. Que se abra sin dejar rastros genera aún más problemas, ya que en caso de allanamiento, los seguros no querrán hacerse cargo, poniendo constantemente inconvenientes al no observar ningún daño a nuestra cerradura. Por todos estos motivos, podemos encontrar en el mercado diferentes tipos y modelos de cerraduras anti bumping, con las cuales podremos estar mucho más seguros dentro de nuestro hogar.

Características de las cerraduras anti bumping

Estas cerraduras cuentan con un sistema complejo de pitones, haciendo que el bumping sea inviable. El posicionamiento de los pitones, está establecido en forma radial, por lo que será imposible realizar este método de apertura con efectividad, y tendremos que romper la cerradura para poder entrar al domicilio.

Además, estas cerraduras suelen contar con un plato de acero situado en la parte delantera de la cerradura, provocando que la utilización de un taladro sea muy difícil.

Si la cerradura está incrustada y no sobresale de la puerta, esta no podrá ser rota o cortada mediante utensilios, provocando una intrusión por la puerta casi imposible.

Para otorgar una seguridad completa, deberemos cerrar siempre la puerta de nuestro hogar con los giros necesarios para estar a salvo completamente del método bumping.